domingo, 28 de junio de 2009

como en un sueño




Ayer te vi. y quede prendido

De tu radiante sonrisa.

Tu hermoso ser iluminaba las veredas gastadas

Y a tu paso todo se paralizaba


Con tus tacones altos como princesa elegante, transitabas

Y con delicadas manos tu vestido acopiabas

Evitando deshonrarte de la ciudad embravecida

Ayer te vi. y por un momento,

Pensé que podías ser mía

Pero algo en mi se oponía

Y me decía que nunca te había visto,

Que no existías,

Pero si aun respiro tu perfume

Y tus pupilas están en mis retinas

Y un cabello en la solapa me dice,

que debiste ser mía.

martes, 16 de junio de 2009






¡Amigo
No me niegues tus alas,
Que las mías desplumadas, casi no pueden
Volar.

¡Amigo!
Cuento contigo, para lograr encaminar la vida
y dejarla de maltratar.

¡Amigo!
No me dejes solo, que el camino es muy duro,
y necesito tu ayuda para poder llegar.

¡Amigo!
Volemos juntos, tras los mismos sueños,
Que cada cual por su lado,
serán mas difíciles de realizar.

¡Amigo!
No sigas postergando tu vuelo,
Que el pájaro sin volar,
jamás conoce las libertad.

¡Amigo!
En el fondo del abismo,
Solo hay ilusiones frustradas, los sueños están en la cima,
esperando por quien los quiera alcanzar.

¡Amigo!
No sigas naufragando tus sueños, en el mar de la necesidad,
que para llegar a la orilla,
no alcanza con soñar por soñar, para poder llegar,
hace falta no dejar, juntos de remar.



Alfredo Lemoine
Peregrino



¡Amigo!

Mis alas van creciendo, para buen vuelo alcanzar,
Y en ese vuelo, compañero, tu debes estar.

¡Amigo!

Cuenta conmigo, que de maltratos y desvíos mi vida no puede más,
Y cual respuesta del universo por quererla mejorar, nos hemos encontrado
Para juntos trabajar.

¡Amigo!

Tú soledad y la mía no mas, es preciso unirse para el camino allanar,
Y es mi deseo que así sea, hasta nuestro sueño alcanzar.

¡Amigo!

Son tiempos difíciles los que nos toca afrontar
Volar juntos, una locura, una diversión, un desafió,
Una necesidad para llegar.

¡Amigo!

Los intentos fallidos, las heridas causadas, miedos que no me permiten despegar,
Pero tus palabras me dan el coraje y la fuerza que se necesita para volver a soñar.

¡Amigo!

El pájaro mira al cielo anhelando el sol tocar.
Ya fuera del pozo oscuro y con las alas desplagadas,
al sol quiere alcanzar.


¡Amigo!

Gracias por tus palabras, me siento pajaro, velero y mas
Hoy siento que es posible llegar
el puerto necesidad , ya quedo atrás,
la orilla esta mas cerca ya la puedo divisar,
rememos sigamos remando juntos hemos de llegar.


Zafiro





lunes, 1 de junio de 2009

MENTE Y CORAZÓN




La mente se rige por, las normas de lo aprendido en esta vida.

El corazón trae la enseñanza y la experiencia de tantas vidas vividas.

La mente ordena, reprime, y encierra con sus miedos adquiridos.

El corazón es valiente y aventurero y en la libertad es donde se expresa.

La mente nos marca los límites, los espacios y nos toma el tiempo.

El corazón puede hacernos volar trascendiendo las distancias, el tiempo y no tiempo.

La mente es corta de vista y solo puede ver parte de la película de esta vida.

El corazón puede ver la profundidad y los diferentes estados y dimensiones.

La mente pues lucha con el corazón por imponer sus reglas.

El corazón la enfrenta para llevar a cabo sus deseos.


Es así que día a día estamos enfrentados en esta tenaz lucha entre mente y corazón.

Entre el deber y el querer.

Entre el debo ser y el soy…

.

.