martes, 2 de octubre de 2012







Ela, erotisame con tus versos,
cargados de pasión,
que cual manantiales puros, 
ahoguen este desierto de desolación
nutre este resquebrajado corazón,
 endurecido por el extinto placer del amor
es tu néctar irresistible ,
que despierta mi enloquecida pasión
mi espíritu empobrecido por el dolor ,
resucita de entre las cenizas de algún amor
y como el ave fénix
toca el cielo la ilusión.






.